sábado, 8 de septiembre de 2007

El destino contra uno


Hay cosas que sacan de quicio... tal vez son pequeñas cosas pero logran enfurecer, molestar o definitivamente arruinar el momento.

Hoy me pasó una así que por eso me acorde de varias así es que las paso a contar.

La primera y que me paso hoy en la mañana es... Cuando se acaba el gas y uno se está duchando... Claro, no podía haber pasado en todos los días que hizo calor... sino cuando esta nublado y frío. Además es el momento exacto en que uno ya tiene el pelo lleno de shampoo, claro si el destino es así, uno no se las va a llevar pelá como se dice. Osea en vez de que el gas se acabe justo cuando uno está terminando de bañarse... noooo es justo cuando uno está lleno de shampoo o jabón.

Otra es ( y también me paso en la mañana ) cuando uno dice, mañana voy a dormir hasta que sea la hora de la once porque estoy ultra cansado y tate que te despiertan temprano. En mi caso los fkn vecinos del hell que el fin de semana pasado me despertaron con soda stereo y hoy parece que fue uno de apellido solis. Cebollero y chanta como el sólo, una mierda de ser humano y mas encima me despertó, o sea se gano mi odio absoluto y eterno. Amén.

A alguno le ha pasado que está a punto de salir, y después del enchulamiento mientras se repasa frente al espejo del baño, se nos ocurre tomar agua o lavarnos las manos y... justo justo se cuela un chorrito de agua y nos moja la manga como por dentro...pero de tal forma que molesta justo algún punto especial. Debe ser algún punto tan sensible como... bueno eso me han contado. Lo que si este punto es sensible al mal humor y uno queda ultra quemado y apestado con la manga mojada Porque la maldita te lo recuerda a cada rato y con cada roce de la muñeca con la manga.

Un a que es mas complicada a mas de uno le ha pasado y por lo general pasa en el cine, aunque en ocasiones también en las micros o el metro... y es cuando uno siente que algo le empieza a picar... uno siente como hay algo picando y extrayendo la sangre en algún lugar del cuerpo... y obviamente es algún lugar comprometedor porque como dije... así es el destino, o sea ahí uno empieza a "acomodarse" esas arregladas tipo pellizco como para aliviar la comezón y obviamente no parecer depravado/a porque esto ocurre sin distinción de sexo.

La ultima no es algo que nos pase, de hecho a mi nunca me ha pasado. Pero por lo general suele ocurrir. Es al momento de limpiarse la nariz y no quedar 100% bien... de hecho dejar la huella del delito frente a la nariz.
Traducción quedar con algún moco colgando.
Creo que el ejemplo más patente de esto ocurrió finalizando un invierno mientras estudiaba.
Se acerco un compañero medio resfriado y mientras nos conversaba a algunos amigos. Se sonó la nariz y le quedo sigilosamente adherido un gran, viscoso y verde-gripe moco en la nariz... Reconozco que al principio no nos percatamos pero de pronto entre todos los amigos ( éramos todos hombres ) notamos como le salía de la nariz el ingrato invitado.
Lo más gracioso sin embargo fue cuando este tipo diviso a unos metros a un grupo de compañeras que conversaban... se ordenó un poco, le pidió los anteojos de sol a otro amigo y preguntó " como me quedan " porque voy a ir a hablarle a las minas ... y todos le dijimos... bieeeen, súper, matay compadre... juegue... dale matador.
Y partió muy campante y con aires de galán a conversar con las chicas... ahora ustedes creen que alguna le dijo algo respecto al hijo de hulk que le colgaba de la cara...
nooo poh y eso es cuando el destino está en contra de uno.



Coke



1 comentario:

macucha dijo...

se me ocurre otra mala pasada k el destino nos juega: cuando vas por la calle, todo bien, y de repente tu instinto felino te avisa k viene directamente hacia ti un guapeton, minazo, reguapo, o cmo kieran llamarle. Solita empiezas a caminar mas sexy, a mirarlo de reojo, y claro, se interpone ante ti un maldito pasteon levantado k te hace tropezar y por poco caer frente al bombom, mandando a la xuxa todo tu affair previo...
besos amoroso
macucha